Sartaguda, alargunen herria

Julio Sesma y Jose Ramón Martinez

Asociación pueblo de las viudas.

Gernika-Lumo, reconstruida sobre los restos apenas desescombrados de la ciudad arrasada del 37, y Sartaguda, el pueblo de las viudas, arquetipos ambos, muy a su pesar de la violencia fascista que quiso castigar y matar con bombas, fuego y metralla;con matones de pistola y de cuneta, a todos aquellos que se atrevieron a levantarse exigiendo libertad, son, sin lugar a dudas dos importantes lugares de la Memoria de Euskal Herria.

Gernika, Sartagudan Euskal Herriko Memoriaren lekuak biak, askatasunaren aldeko eta faxismoaren kontrako borrokaren sinboloak dira. Eta galarazita dago eraildakoak, presoak eta torturatuak ahanztea.

Está prohibido olvidar en Sartaguda y en Gernika, como en tantos otros lugares de Euskal Herria, en los que se condensó el horror de la represión golpista. Pero está prohibido olvidar, no sólo los nombres de los que murieron y la dignidad de los que sufrieron su pérdida, el silencio opresor de la mentira y la marginación. Está prohibido olvidar sus ideas. Los posibles futuros que se imaginaban en nuestro país; futuros de libertad, de trabajo; de igualdad y democracia social, económica y política. Está prohibido olvidar a aquellas mujeres y hombres, que pusieron a sus hijos nombres como Paz, Progreso, Libertad, Igualdad, Fraternidad…

Zer izan zitekeen gaur eguneko Nafarroa, gaur eguneko Euskal herria,imaginazio eta ekintza demokratikoz hornitutako andre eta gizon ekintzaile haiek bizi izango balute! Zer plaza, zer lantegi, zer solo eta zelai; zer ikastetxe eta ospitale; zer herri eta hiri izango lukete gureak! Zelan neurtu gure euskal lurraren gainera ekarri zuten iluntasuna!